¿Quieres motivar a tu equipo de ventas, pero no tienes claro cómo? Voy a darte los consejos que me gustaría haber conocido cuando empecé mi carrera profesional en 2013 como asesor comercial. Parte de estos trucos me ayudaron a convertirme, cinco años más tarde, en el primer distribuidor europeo de Orange Empresas. ¡No te los pierdas!:

  1. Reconoce los méritos en público. ¿Hay alguien que destaca por su talento, sus objetivos o resultados? Coméntalo en voz alta siempre que puedas. Reconocer qué ha hecho bien cada uno de los empleados les motivará para seguir con su nivel de exigencia.
  2. Si debes corregir, hazlo en privado. Todos cometeremos errores y, la mayoría de las veces, sin intención. Por eso, cuando alguien nos corrige delante de otros, podemos sentir rabia, vergüenza o humillación. Haciéndolo en privado alejaremos todos estos sentimientos negativos. Pruébalo y verás que es más efectivo.
  3. Flexibilidad horaria. Como padre de familia y profesional que ha tenido que reinventarse con el paso de los años, reconozco que este aspecto es crucial. Entre otros beneficios, aumenta la productividad, la conciliación laboral mejora y se reduce el estrés. Todo esto nos lleva, de nuevo, a tener a un equipo motivado.  
  4. Promoción interna. Algo muy frustrante es trabajar en una empresa y saber que no vas a poder evolucionar laboralmente hablando. Si es posible, comenta con tu equipo lo importante que es para la compañía que las vacantes sean ocupadas por empleados actuales y, sobre todo, ¡hazlo realidad! Para mí, poder comenzar como asesor comercial en Onetelecom y terminar convirtiéndome en el 6º mejor jefe de ventas en 2018, además de un orgullo, es toda una motivación.
  5. Igualdad de oportunidades. Este consejo va en línea con el anterior. Hazle sentir a toda la plantilla que no existe el llamado “techo de cristal” y que todos tienen las mismas oportunidades. Demuéstralo con estudios de la empresa, estadísticas o datos similares.
  6. Anticípate. Hay acontecimientos que pueden minar la motivación de un equipo de ventas. Por ejemplo, la vuelta de vacaciones puede venir acompañada de la temida “depresión postvacacional”. Por eso te propongo que te adelantes. Prepara una jornada de bienvenida, por ejemplo, para compensar esa desmotivación inicial que pueden sentir.
  7. Tiempo. Es algo que nunca vuelve y no podemos comprarlo así que, ¿por qué no regalar tiempo libre? Sobre todo, después de terminar un proyecto que haya supuesto un gran esfuerzo, tener como recompensa un día libre será un acierto.
  8. Formación continua. Invertir en formaciones y conocimientos para tus empleados es otras de las bazas para generar motivación. Te lo digo por experiencia. He realizado muchísimos cursos enfocados a la formación de equipos de ventas, la digitalización, el liderazgo y la estrategia empresarial. Por eso hoy en día puedo ayudarte y recomiendo apostar por tutoriales o talleres online como los que ofrezco. Algunos tratan sobre procesos de digitalización y optimización de comunicaciones. Son flexibles y muy prácticos, como, por ejemplo, “Creación de contratos”, “Manejo de la plataforma SIGMA” o “Manejo del software de planificación de recursos SAP”.
  9. Ocio. Para equipos de ventas que acaban de conocerse esta acción es muy positiva. La razón es que pasar tiempo juntos fuera del entorno laboral favorece la cohesión del equipo, les ayuda a conocerse más y a generar empatía.
  10. ¡Es tu turno! Cuéntame cómo crees tú que puedes motivar a un equipo de ventas. Estoy deseando leerte en comentarios.
WhatsApp chat