El blockchain es una de mis pasiones. Con mis compañeros de la Asociación Blockchain Murcia  de la que soy vicepresidente y de la empresa Factoría Blockchain de la que soy CTO, podría estar hablando horas y horas. Y es que estoy convencido de que las nuevas tecnologías como estas han llegado para ponérselo más fácil a tu empresa. Transparencia, seguridad y productividad. Son algunos de los beneficios que podrían aportar a tu negocio. Por eso hoy quiero que te quede un poco más claro qué es la tecnología blockchain explicándotelo con ejemplos:

Qué es el blockchain

La definición de blockchain literal es “cadena de bloques”. Más concretamente, es un registro que comparten multitud de ordenadores conectados que recopilan diferentes operaciones entre dos partes. Esta tecnología garantiza la veracidad de las mismas de forma anónima y permanente. ¿Te sigue pareciendo un término algo abstracto? Sigue leyendo para descubrir algunos ejemplos de su aplicación:

Control de la cadena alimentaria de suministro

Con blockchain podemos recolectar datos de esta cadena para realizar un seguimiento exhaustivo de los alimentos. Podríamos controlar todas las fases, desde su procesamiento, la temperatura de envío o conservación, hasta su caducidad. Esto es, desde su origen hasta el final de la cadena.

Identidad digital: viajes sin pasaporte

Si unimos la biometría al blockchain conseguimos ir un paso más allá en la verificación digital de identidades. Gracias a que tenemos unos rasgos físicos intrínsecos podríamos realizar un reconocimiento facial por biometría y viajar con los datos encriptados y almacenados en el teléfono móvil. Así nos olvidaríamos del pasaporte o de cualquier otro papel.

Contratos inteligentes o smart contracts

En este ejemplo de uso de esta tecnología nos olvidamos del formato papel y de que jueces o notarios que deban dar fe. Este tipo de contrato se autoejecuta y, por si fuera poco, se hace cumplir por sí mismo de forma automática y autónoma con la ayuda de un programa que contiene las cláusulas del contrato. Por ejemplo, sería capaz de automatizar una herencia estableciendo la adjudicación de bienes tras el fallecimiento. Así, los trámites burocráticos son más livianos y menos costosos.

Seguros ajustados a cada conductor

Si unimos otra tecnología como el internet de las cosas (IoT) al blockchain, podemos conseguir un ahorro considerable en tu próximo seguro. ¿Cómo? Las aseguradoras podrían comprobar por ejemplo qué ocurrió durante un accidente. Así, el trabajo de los peritos queda relegado y el fraude desaparece.

Trayectoria educacional segura

El blockchain también aterrizó con fuerza en el sistema educativo ya que permitirá mantener un registro seguro de tu trayectoria formativa. Sería útil, por ejemplo, cuando un empleador solicite tu CV. En ese caso podrás acreditar que todos los elementos del mismo son veraces, que no están manipulados o alterados sin lugar a dudas.

Pagos mediante la criptomoneda bitcoin

Otra aplicación de blockchain mucho más conocida es la de facilitar el pago de ciertos gastos. Por ejemplo, el pago de tasas o tributos con criptomonedas. Entre otros beneficios, evitamos comisiones bancarias asociadas al envío de remesas.

Registros sanitarios más seguros

Como pacientes, podríamos acceder y autogestionar nuestro historial clínico. Así, podríamos dar acceso o denegarlo a diferentes interesados como doctores o compañías aseguradoras a golpe de clic.

¿Cuántos de estos ejemplos de blockchain conocías? ¿Cuál te ha llamado más la atención? Cuéntame en mis redes sociales o en comentarios.

WhatsApp chat