El internet de las cosas (IdC) o internet of things (IoT) es una de las tecnologías que vienen dispuestas a revolucionar el sector empresarial. Por eso decidí especializarme en ella. Hoy quiero explicarte qué significa y cómo puede ayudarte a crecer y multiplicar tus ingresos:

Qué es el internet de las cosas

Si simplificamos la definición de este concepto, podemos decir que consiste en conectar objetos cotidianos a través de internet. Para ello, utilizamos desde sensores, hasta cámaras y chips. Grosso modo, sus funciones son trasmitir datos online entre sí y realizar acciones. Tú, desde la palma de tu mano, con un móvil, una tableta o un ordenador, podrás aprovechar esta información para tomar decisiones más eficientes.

¿En qué sectores es útil el internet de las cosas?

En mi experiencia he podido ver múltiples aplicaciones. Todas conseguían ahorrar costes en las empresas y aumentar la eficiencia y productividad. Por ejemplo, es útil en el campo de la energía, el transporte, la agricultura, en el ámbito doméstico, en la gestión de instalaciones…A continuación, te explico algunos ejemplos de internet de las cosas que podrías aplicar en tu propio negocio:

  1. El IoT y el control de la temperatura

Esta funcionalidad es muy versátil. Podemos usarlo en cámaras frigoríficas o neveras de hospitales, farmacias, laboratorios, supermercados…Gracias al IdC podemos analizar y monitorizar los datos de la temperatura de los aparatos e incluso acceder a un histórico. ¡No dejes lugar a imprevistos ni hipótesis! Recibirás información veraz en tiempo real.

  • Monitorización de procesos en invernaderos

¿Y si pudieras controlar y medir las condiciones climáticas de tus cultivos? La temperatura, la humedad relativa del aire y del suelo, el consumo de agua, el funcionamiento de los sistemas de riego, la intensidad de la luz… Estos y otros datos se recopilan gracias a unos sensores. Esta información de primera mano permite a los agricultores tomar decisiones más acertadas. Así que producirás más con menos.

  • Control de la energía

¿Por qué renuncias a ahorrar en tu factura energética? Optimiza el consumo y monitorízalo a distancia y en directo. Por ejemplo, controla los sistemas de calefacción, la electricidad, apaga o enciende las luces…

  • Iot y los drones

Podríamos decir que esta pareja tecnológica se lleva de maravilla, ¡a mí me encanta! Sus aplicaciones son muy numerosas: para la detección de incendios forestales, en el reconocimiento, inspección y control geográfico, en servicios de vigilancia, etc. ¿Ves ahora qué mundo de posibilidades se abre de la mano de los drones y el internet de las cosas?

  • Sector salud

Por suerte, son cada vez más los hospitales y clínicas que confían en esta tecnología. Algunos ejemplos de uso del IdC en el ámbito sanitario son: realización de revisiones sanitarias a distancia o presenciales, pero con dispositivos inteligentes no invasivos, gestión inteligente de camas, sistema de alerta ante emergencias…

  • Chatbots

La combinación de internet of things y la inteligencia artificial, área en la que también soy experto, nos permite crear chatbots. Es decir, robots que generan conversaciones “naturales” para resolver consultas de clientes en línea. Al estar activos 24/7 permiten gestionar un gran volumen de solicitudes y optimizar recursos.

  • La trazabilidad de los envíos

¿Tienes una empresa de transporte y quieres saber en todo momento dónde viajan tus mercancías y si están en perfecto estado? ¡Puedes hacerlo! Internet de las cosas nos permite asegurar la cadena de frío de alimentos como hortalizas, frutas o medicamentos, por ejemplo. También podemos realizar un control más exhaustivo de stock o de si están colocados correctamente, entre otras ventajas.

Como ves, el internet de las cosas abre una puerta nueva a la eficiencia y el ahorro de costes en tu empresa. Si quieres, te acompaño en este recorrido para que comienzas a disfrutar de sus ventajas.

WhatsApp chat